Cargando...
+ Laumayer Colombiana Comercializadora S.A
home1

GESTIÓN EFICIENTE DE LA ENERGÍA

1. MONITORIZACIÓN Y AHORRO ENERGÉTICO   En el ámbito industrial, la gestión eficiente de la energía es esencial, ya que ofrece una vía para reducir costes y respetar la sostenibilidad medioambiental, tal como exige la norma de gestión NTC ISO 50001 que guía a las empresas en su análisis del consumo de energía con el fin…

1. MONITORIZACIÓN Y AHORRO ENERGÉTICO

 

En el ámbito industrial, la gestión eficiente de la energía es esencial, ya que ofrece una vía para reducir costes y respetar la sostenibilidad medioambiental, tal como exige la norma de gestión NTC ISO 50001 que guía a las empresas en su análisis del consumo de energía con el fin de mejorar su rendimiento energético.

Precisamente bajo esta perspectiva de monitorización y ahorro energético, LOVATO Electric pone a disposición de los principales actores del sector – expertos en gestión de la energía (EGE), empresas de servicios energéticos (ESE), gestores de energía, estudios técnicos y de mantenimiento – soluciones de hardware (multímetros, contadores de energía, accionamientos, reguladores de corrección del factor de potencia, etc.) y de software (SCADA Synergy) para monitorizar suministros energéticos, como la electricidad, el agua, el gas y el aire de una manera sencilla y econó-mica. El sistema propuesto por LOVATO Electric se basa en una monitorización permanente y en la construcción de líneas de base como punto de partida para la verificación continua de la eficiencia energética de la instalación.

De este modo, es posible implementar un plan de monitorización permanente que permite mantener bajo control continuo los datos significativos del entorno de la empresa, obtener información útil para procesar y dar la importancia energética adecuada a un producto especí-fico o al servicio suministrado. Para más información, visite em.LovatoElectric.com.

2. REFERENCIAS NORMATIVAS

 

El principal objetivo de la eficiencia energética en el ámbito industrial es el de reducir de manera constante la energía consumida y los costes asociados a esta. Por lo tanto, es necesario mejorar la relación entre servicios, bienes, productos energéticos y energía consumida.


En una organización industrial o terciaria estructurada, la mejora de la eficiencia debe realizarse de manera continuada, coordinada e interactiva. Por tanto, es necesario un enfoque sistemático que implique a la organización en varios niveles.

Para satisfacer esta necesidad surgió el estándar UNI CEI EN ISO 50001:2011 “Sistemas de gestión de la energía – requisitos y directrices para el uso”- que se integra eficazmente con los sistemas de calidad ISO 9001 y medioambiental ISO 14001. Al igual que otros sistemas de gestión, la ISO 50001 proporciona una fase de planificación (incluida la medición), de intervención, de control de los resultados y de acción para implementar actividades de mejora continua.

El estándar ISO 50001 también requiere la instalación de un sistema de gestión de la energía, requisito previo fundamental para seguir siendo competitivos, gracias al ahorro en costes y recursos.
El proceso de mejora continua del sistema de gestión de la energía, descrito mediante el modelo Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (ciclo de Deming), solo puede lograrse con la recopilación y el análisis constante de los datos energéticos más importantes. Se pueden lograr estas funciones mediante Synergy, el software de supervisión y gestión de la energía, basado en web, que permite monitorizar y gestionar la instalación eléctrica de manera sencilla y eficaz. De hecho, con Synergy es posible llevar a cabo una revisión exhaustiva de los datos energéticos y una valoración precisa de los Indicadores de rendimiento energético (EnPI)

– Política energética: definición de objetivos, recursos, inversiones y planificación para lograr aumentar la eficiencia.

– Planificación energética: identificación e implementación de las actividades de mejora energética a aplicar, también en virtud de los objetivos establecidos por la normativa legal.

– Implementación y funcionamiento: aplicación de las actividades de mejora según la programación establecida en la política energética.

– Verificación: control del rendimiento alcanzado por medio de una monitorización continúa con un sistema de medida y análisis con referencia a todo lo previsto por la normativa específica.

– Vigilancia, medida y análisis: creación de una línea de base (punto de partida), identificación de los principales servicios, definición de los EnPI (Indicadores de rendimiento energético), comparación entre consumo real y previsto en virtud de los registros energéticos.

– Falta de conformidad, acciones correctivas: se observa el incumplimiento de las actividades o de los resultados programados con la consiguiente intervención para restablecer la actividad correcta y la consecución de los objetivos.

– Auditoría interna del sistema de gestión energética: actividad de diagnóstico de la “salud” energética de la organización.

 

4.  LOS ELEMENTOS DE LA EFICIENCIA ENERGÉTICA

6.  RESUMIENDO

 

Una importante ventaja competitiva para una empresa moderna puede ser su capacidad de gestionar de manera inteligente los recursos energéticos a su disposición para lograr ventajas significativas tanto en términos de ahorro en los costes de funcionamiento como de protección del medio ambiente.

Esta gestión se lleva a cabo mediante un cuidadoso análisis de los hábitos de consumo y de las consiguientes intervenciones, incluso progresivas, capaces de lograr ahorros significativos de cara a inversiones inteligentes.

El elemento esencial es la monitorización continua del consumo y el análisis de los datos que deben realizarse mediante la combinación de sistemas de software y hardware integrados que satisfagan las necesidades del Gestor energético.

Se resumen a continuación los principales aspectos a tener en cuenta:

– Utilizar solo la energía necesaria.

– Aplanar la demanda.

– Evitar pagar sanciones

– Localizar perturbaciones en la red

 

UTILIZAR SOLO LA ENERGÍA NECESARIA

Para utilizar solo la energía estrictamente necesaria es importante modular la velocidad de los motores en presencia de cargas muy variables; mantener y comprobar los elementos de transmisión mecánica para reducir las pérdidas; utilizar motores y lámparas de alta eficiencia; comprobar el dimensionado correcto de los motores respecto a las necesidades reales (reducción de la energía activa)

APLANAR LA DEMANDA

Para aplanar la demanda energética es útil identificar las cargas que pueden gestionarse a fin de eliminar los picos de consumo y, por tanto, los costes innecesarios (reducción del coste que depende de la potencia disponible/utilizada calculado en función del promedio máximo en 15 minutos, medido con una periodicidad mensual o con otros periodos) o bien transfiriéndolas a franjas de consumo más baratas.

EVITAR EL PAGO DE PEALIZACIONES

El proveedor de energía aplica costes adicionales si el usuario trabaja con un factor de potencia inferior a los valores predeterminados (costes por excesiva energía reactiva). Los valores bajos están determinados por cargas inductivas o perturbaciones armónicas que requieren acciones correctivas específicas llevadas a cabo, por lo general, mediante reguladores de corrección del factor de potencia.

IDENTIFICAR LAS PERTURBACIONES EN LA RED

Otro paso importante es localizar perturbaciones en la red que amenacen la productividad (calidad de la energía según EN 50160). Agujeros energéticos, anomalías de tensión y componentes armónicos pueden dañar aparatos sensibles y provocar la interrupción de los procesos de producción. Por esta razón, hay que comprender bajo qué circunstancias se producen las perturbaciones.

7.  SUPERVISIÓN Y GESTIÓN DE LA ENERGÍA

 

La primera tarea de un sistema de monitorización es la recopilación de datos productivos y de consumo por vector energético, como electricidad, agua, gas y aire. El punto de partida es la identificación de dispositivos de medida adecuados (hardware), capaces de monitorizar las principales magnitudes y comunicarse con el sistema de supervisión (software).

El conjunto así constituido permite identificar los indicadores clave de la instalación (indicadores de rendimiento energético, EnPI), las tendencias de consumo anómalas, establecer los objetivos a alcanzar, realizar comparaciones de rendimiento y mucho más.

A fin de monitorizar y gestionar las instalaciones de manera sencilla y eficaz, LOVATO Electric ha creado Synergy, el software de supervisión y gestión de la energía basado en estructura web que permite comprobar las magnitudes eléctricas y toda la información ambiental y de proceso (estados de funcionamiento, alarmas), recopilada por los dispositivos LOVATO Electric provistos de puerto de comunicación, y aplicar comandos y parametrizaciones. Para más información, visite em.LovatoElectric.com/Synergy.

 

FUNCIONES DE SYNERGY

Comunicación con todos los dispositivos de medida o control, mediante puertos serie, Ethernet o módem:

– Consulta de valores instantáneos.

– Creación de páginas gráficas personalizadas.

– Registro de datos en archivos históricos.

– Lectura de consumos energéticos.

– Visualización de gráficos de tendencia.

– Informes automáticos por periodos de consumo (por ejemplo, franjas horarias) tanto en formato analítico como gráfico.

– Gestión de alarmas, tanto localmente como por e-mail.

– Análisis de calidad de la energía.

– Parametrización de aparatos de campo.

– Gestión de los niveles de acceso.